miércoles, 29 de enero de 2014

DIGAMOS “NO” A LA EMISIÓN DEL SEMEN

Post coitum omne animal triste est
—Galeno, s.II d.C—

¿Una emisión precoz en coito breve
y luego frustración tras paraíso
pagando con tristeza ese dispendio?;
¡prolonga pues orgasmos!, ¡retén semen!.

Ríos de esperma abandonan alcobas,
en cascada bajan por escaleras,
saliendo de portales van juntándose
a sumideros de las alcantarillas
y en colectores escupen a algún río;
en que salvan distancia hasta los mares
y allí se mezclan con lefas de los peces
y al fin y al cabo de toda criatura
convocada a su meta en el océano,
tumba y cuna de ciclos de la vida.

Luego los soles lo recogen en nubes
y el viento lo dispersa por el mundo
llevándolo de nuevo como lluvia
a las ciudades, sobre tejados, casas
donde los seres en soledad se aman
y dan el flujo que se produce insomne.

La más preciosa semilla de la vida
eyaculada por millones de veces
malgastando su potencial eléctrico,
simplemente tirada por el wáter
salvo en la cantidad infinitésima
que cumple su función generadora;
el resto es desperdicio, mancha en sábanas.

¿La polución?, ¿la crisis energética?;
esta es la verdadera e importante
del hombre seco de todos sus poderes:
tanto los físicos como los de su alma.

Y hay que regenerar y cuesta mucho
—desde alimento, en procesos alquímicos—
producir esa sustancia en gónadas:
una semana y cinco mililitros.

La retención no es opuesta al orgasmo,
muy al contrario multiplica y dilata;
se descubre además que hay de otros tipos
de cariz más sutil, "espirituales".

No es sólo cantidad, también importa
algo que lleva ese elemento mágico
—al fin y al cabo elíxir de la vida—
un potencial del todo insospechado.

Así pues resulta imprescindible
aprender a retener el semen;
hay prácticas sencillas al efecto
como entrenar músculos perineales.

A mi entender tan sólo esto no basta;
¿qué hacer con la energía acumulada?;
almacenarla en bajo vientre da problemas
y ha de moverse dentro trasformándola.

Se puede reciclar por todo el cuerpo 
el flujo placentero producido
con puesta en marcha de excitación erótica
y con ello acceder a otros niveles.

Esto no está al alcance de cualquiera,
se han de desarrollar a ello otros órganos
que absorban y trasmuten el fluido
hacia algo de calidades muy distintas.

Existen técnicas de antiguo conocidas
para lograr, tras retención de esperma,
que la libido circule por canales
que hay en cuerpo sutíl "iluminándolo".

“Sexo Sagrado” puede denominarse
a ciertas ramas de Taoísmo y del Tantra;
la cosa no carece de peligros,
estamos manejando alto voltaje.

Hay que informarse bien y ser prudentes,
discriminar muchas publicaciones
que circulan por ahí en red, en libros…
se ha de buscar la guía de un maestro;
doy al efecto alguna referencia.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “TAL COMO LO VEO”
Imagen: de “FOTOPINTURA”


REFERENCIAS
Mantak Chia. “El Hombre Multiorgásmico: secretos sexuales que todo hombre debería conocer”, ediciones Neo-Person, S.L. (1997).
Antonio Blay Fontcuberta. “Tantra Yoga”, ediciones Iberia.S.A. (1986).
Diana Richardson "Slow Sex", Destiny Books / Scribd


Otros enlaces “Post”-relacionados
en el tablero “YA SIN LA HOJA DE PARRA”

1 comentario:

  1. http://albertotroconiz.blogspot.com.es/2014/01/retencion-de-semen-coitus-reservatus.html
    http://tinyurl.com/hylarpe

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.