miércoles, 23 de abril de 2014

PELOTA DE PASCUA

Invención del Balompié
(Auxerre, circa 1530)



Al son del órgano, danzantes por el suelo,
sandalias de los monjes del convento 
que celebran la Pascua en gran contento
con juego de pelota y con gran celo.

Pasión desata en ánimos, y aún celos,
cuando algún adversario la hace suya;
los otros gritánle el camino donde huya,
y en robarse la bola invocan cielos.

Por los aires del claustro vuelan mantos
si en viejo pergamino con el minio 
por el vetusto abate haciendo arbitrio
con la forma de cruz se apuntan tantos.

En leve seña indica al del armonio
momento en prorrumpir en grandes tientos;
del equipo favorito bebe vientos,
(no atiende aquí a su ángel, sí a un demonio).

Finaliza el solaz, casto recreo
que presta a monjes un aire festivo;
alguno entre ellos resulta un grande divo,
logrando él solo, seis cruces según creo.

“La roja lana de la anhelada esfera
–dice el abad-
es cual el sol al claustro en su penumbra
y es como Cristo en Pascua que ya alumbra
con su Resurrección gloriosa, nuestra espera”.


© albertotrocóniz / 14
Texto: de “LA ESPUMA DE LOS DÍAS”
Imagen: de “FOTOFILTRADA”


martes, 22 de abril de 2014

LECCIONES DEL ICHING - XXVII

27 I 
EL ALIMENTO  

Arriba KEN: La Montaña,  El Obstáculo …
Abajo CHEN: El Trueno, Lo Suscitativo  …


LA IMAGEN
El Trueno al pie de La Montaña;
El Hombre Superior observa con cuidado sus palabras  
y en comida y en bebida se modera. 


EL JUICIO
Las comisuras de la boca,
con firme corrección habrá buena fortuna;
observa lo que sirve de alimento 
para ti mismo y también para los otros.


LAS LÍNEAS
(texto en orden ascendente sobre imagen)

1ª -----
Permites escapar a tu tortuga mágica 
y luego miras con la boca abierta;
así hay desgracia.

2ª --  --
Desviarse del camino buscando el alimento
dirigiéndose abajo o bien hacia la cima;
si en ello se persiste habrá mala fortuna. 

3ª --  --
En cuestión de alimento el alejarse 
de lo que es la manera adecuada
y tratar de obtenerlo por las cumbres; 
en una década habrá mala fortuna.

4ª --  --
Desde la cima observar hacia abajo
como hace el tigre en acecho a su presa
anhelando poder dar un gran salto;
y no habrá error.

5ª --  --
En cuestión de alimento desviarse 
de los modos que son acostumbrados,
pero si firme consigue mantenerse
al cabo logrará buena fortuna;
las grandes aguas no deberán cruzarse. 

6ª -----
Es el origen de todo el alimento 
y aunque la posición es peligrosa 
de ello consciente habrá buena fortuna;
aquí es propicio cruzar las grandes aguas. 



© albertotrocóniz / 14
Texto: versión de “EL LIBRO DE LAS MUTACIONES”
Imagen: “Hexagrama 27”


LECCIONES DEL ICHING - XIV

14  LU 
LA POSESIÓN DE LA GRANDEZA  

Arriba LI: El Fuego, Lo Adherente …
Abajo KIEN: Lo Creativo, El Cielo …


LA IMAGEN
El Sol está en el zenit sobre El Cielo:
significa grandeza a gran escala.
El Hombre Superior el mal reprime 
y el bien fomenta obedeciendo a lo alto. 


EL JUICIO
Un gran progreso y éxito se augura.


LAS LÍNEAS
(texto en orden ascendente sobre imagen)

1ª -----
Ninguna relación con lo dañino;
si consciente de cúales los problemas
y las dificultades por delante,
del error a salvo se mantiene.

2ª -----
Un carro enorme que lleva una gran carga;
en cualquier dirección que se dirija
no se incurre en error y no habrá pérdida. 

3ª -----
El Príncipe ha presentado ofrendas
en honor a poderes superiores;
alguien vulgar es incapaz de ello
pues tan sólo lograría lesionarse.

4ª -----
Restringe el uso de sus grandes poderes;
en su sabiduría discrimina
y no hay error.

5ª --  --
Sinceridad afable pero digna;
concita en torno a sí a todas las gentes
y en majestad propicia gran fortuna. 

6ª -----
Le llueven bendiciones desde El Cielo;
buena fortuna y ventaja en todo aspecto. 



© albertotrocóniz / 14
Texto: versión de “EL LIBRO DE LAS MUTACIONES”
Imagen: “Hexagrama 14”


¿PECATTO DI CARDINALE O BOCATTA DI PAZGUATTO?

Príncipe de la Iglesia o de la Mafia,
Secretario de Estado, Camarlengo 
de la Curia Romana, viejo zorro 
involucrado en Banca Vaticana 
y en los escándalos cerca de Benedicto.

Mas conchas que un galápago, no hay duda,
bien curtido en intrigas palatinas 
en la mejor tradición de Madre Iglesia 
(a corte de San Pedro me refiero).

Sale noticia se está haciendo un pisito 
que es un ático de setecientos metros 
para él solito, bueno no, dos monjitas 
se encargarán -en patines- de atenderle.

El piso linda dizque pared por medio 
con el apartamento papa Paco
que es tan sólo de unos setenta metros
(eso sí, saloncito con su tele
y alicatado de baños hasta el techo). 

Al enterarse de asaz tamañas ínsulas 
no ha podido disimular su cólera;
ya se sabe por cosa de la imagen 
de una cutrez que este señor pretende.

Doble contra sencillo “se la envaina”:
podrá ser el Tarsicio un sinvergüenza,
pero jamás un tonto que no mida 
bien sus pasos con todas consecuencias. 

¿No va a saber el “ataque de caspa” 
que el gesto aúlico produciría al otro?;
si es que le llama al orden por desmanes
y de él pretende paralice las obras …

quizás muy quedo, sin alterar el gesto,
le deslice al oído sugerencia 
de que obra en su poder un cofrecillo 
que destapado sea “Caja de Pandora”

saliendo a relucir ciertos detalles
que acarreen grandes escandalazos
referentes a cosillas “non-sanctas”:
financieras, pederastia e “cosí vía”.

Si perdida la fe, toda esperanza 
a más de caridad, ¿ya qué nos queda 
sino un “confort” para a ciertas edades
lograr atisbo del paraíso en la tierra?.

Si me dan a elegir entre dos males 
-aún no menores- que inciden en el caso 
confieso que yo absuelvo al del pecatto 
de amor por el lujo sin recato  

más que al otro pacato del bocata 
a elegir de caballa o de sardinas
-extraídas de su banco por millones 
desde fondos de la “Pietá” vendida 

… a plutócrata de alguna mafia rusa-
pa repartir a masas indigentes;
remedo populista a lo argentino 
de aquel milagro de los panes y peces.

A fin cumplir con lo de Malaquías
¿llevará en el anillo de amatista
un doble fondo para la "cantarella"
a verter sobre la yerba-mate?.
¡Príncipe de la Iglesia es Don Bertone!.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “TALCO MOLO EO”
Imagen: de “FOTOFILTRADA"


domingo, 20 de abril de 2014

RESUCITAR: POSIBLE Y NECESARIO

Resucitar es posible del cadáver
en que todos nos hemos convertido
-pero no diré tal ya que no hay “todos”-
tan sólo es la unidad de la existencia
lo que por siempre vive, que no nace
ni por lo tanto muere, sólo sueña.

Una unidad gozosa que se expresa
en mil formas distintas aparentes
en un caleidoscopio de colores
que tiene un fundamento inalterable:
la visión que todo lo contempla.

Soy la visión, testigo inconmovible,
y libertad cuando caigo en la cuenta
que todo lo que pienso, lo que siento
tiene por centro un ego y este es falso
y me acarrea dolor y sufrimiento.

Resurrección es pues la del cadáver
constituido de ideas y conceptos
empezando por esa idea falsa
de ser yo separado, una persona
que es pensamiento, el más fuerte el del cuerpo.

El “¡levántate y anda!” en Evangelios
no se refiere al cuerpo, un amasijo
de materia cambiante en el espacio
y en el tiempo, tan sólo falsedades,
estructuras para el razonamiento.

Ridiculez en las contradicciones
de cuerpos convocados por trompeta;
¿las cenizas en músculos y órganos?,
¿a que edad?, ¿que elija cada uno?,
¿vestidos?, ¿túnica o etiqueta? …

No hay persona, bueno sí, está la máscara
para actuar en este gran teatro
con su juego de relaciones mutuas;
el pecado es confundirse con el tráfago
y siendo actor caer en el personaje.

"Yo" es la intuición del ser, eso si es cierto
como es la plenitud de pura esencia:
“Soy el que Soy”, y expreso en zarza ardiente
mas me confundo con cosas, con objetos
y así me ato a mi cárcel, son cadenas.

Todo se hace, todo aparece y cesa
en la pura Presencia inalterada;
resurrección es salir del engaño:
tan sólo un paso dado sobre frontera
de lo aparente a lo que lo sustenta.

Inmersos en sepulcro entre las sombras,
inmóviles postrados en la tierra,
atados por vendajes y sudario,
encerrados tras losa de la puerta,
verdaderos cadáveres vivientes …

Tan sólo un rayo que llegue y por ahí filtre
trastocará en penumbra las tinieblas
con la intuición de que más luz existe
levantaremos de mesa mortuoria
derribaremos barreras auto-impuestas
llegando a pleno sol dejando el antro.

Resurrección ¡qué hermosa la palabra!.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “CUADERNO FILOSÓFICO”
Imagen: de "FOTOFILTRADA"


viernes, 18 de abril de 2014

APÓCRIFO SIMÓN TAMBIÉN TRES VECES

Estaba allí inmerso entre el gentío
por las calles siguiendo cerca al reo
Jesús de Nazaret; sí, era aquel mismo
que cuando yo de niño lo encontrase
junto a mis padres, ellos eran pastores
muy cerca de Belén aquella noche.

Era esa noche -yo siempre lo recuerdo-
por demás clara, no porque hubiese luna
(como ayer fuese esa luna de sangre
que hizo posible el que se le prendiese),
si no porque hubo algo en los cielos
que iluminaba, nadie supo la causa.

El caso es que fuimos todos juntos
niños, mayores, tomados de las manos
con gran temor del extraño suceso
siguiendo impulso que no podía explicarse
en dirección hacia donde apuntaba
yendo a parar a establo en las afueras.

Se guarecía un matrimonio joven,
forasteros sin duda de camino
a cumplir con empadronamiento;
y en un pesebre arropado entre pajas
estaba su hijo, allí recién nacido.

Una gran paz había como música
que inundaba todos los corazones,
e iluminando la pobreza del antro
una luz que no era de este mundo
y revelaba una visión distinta:
"Adoración" fuese quizás palabra
que a eso inefable más pudiera ajustarse.

Ellos dejaban besásemos al niño
lo que produjo gran gozo en cada uno;
tuve ocasión de acercarme hasta verlo:
nunca olvidé aquella su sonrisa
y al ver sus ojos -en él miraban siglos-
algo tocó dentro de mí profundo
llenando en paz; por siempre lo recuerdo.

En gratitud les dejamos ofrendas:
quien un pan, quien un queso, una moneda …;
ya desde entonces me preguntaba a veces
qué sería de él, hasta que hace bien poco
-cosa de un año o dos- volví a encontrarlo
ambos ya hombres, él frisaba los treinta,
yo algo mayor, fui junto a mi familia
a oír un sermón que daba cerca el lago.

Sus palabras obraron en mi efecto
transformador, desmontaron ideas
inveteradas aceptadas de siempre
sobre el poder, la fama y el dinero;
me mostraban por contra que yo era
hijo de Dios y hermano de los hombres
y en caridad, superar egoísmos;
buscarle a Él por sobre toda cosa.

Gran multitud se congregaba a oírle
y fue otra vez la sensación idéntica
cuando acercándose repartiendo alimento:
panes y peces, me los tendió a la mano
y al mirarme -como miran los siglos-
reconoció dentro de mí a aquel niño,
me sonrío y fuese esa sonrisa
junto a palabras sabias allí oídas,
el alimento que siempre había esperado.

Ahora lo veo fatigando estas cuestas
cargando con la cruz, va a ser clavado
en lo alto del monte Calavera
junto a otros dos ladrones a los lados;
le han aplicado un castigo tan duro
por orden de Pilatos con azotes
que apenas puede soportar tanto peso
y van dos veces las que ya se ha caído.

De un grupo de mujeres que le siguen
-sin duda pertenecen a su secta
(va con ellas la madre, aquella joven
que conociese la noche referida)-
una de ellas venciendo los temores
de ser recriminada por la guardia,
se le ha acercado para enjugarle el rostro
de sangre y de sudor sacando un paño.

Si esa mujer ha sido tan valiente
y en premio ha recibido su sonrisa
y su mirar, yo no habré de ser menos;
buscaré la ocasión de hacer lo mismo
… cuando de pronto un oficial me grita:

¡Tú el de Cirene, ven a ayudar a este
caído en el suelo que ya los latigazos
no bastarán a que con la cruz cargue
el resto del camino que le queda
para llegar y ser ajusticiado!.

Una tercera vez para mí fuese
la de aquella ocasión el ver sus ojos
que me miraron -como miran los siglos-
y en mí sentir de nuevo su sonrisa
agradeciendo la ayuda que prestaba,
aunque allí tuve la sensación profunda 
de que él estaba allende toda ayuda
y que era yo quien la necesitaba.

Algo distinto noté sobre otras veces
respecto a encuentros con el de Galilea;
si la primera fue Amor en aquel niño
en el que el cosmos mostraba su inocencia
y la segunda fue la de Inteligencia
en comprensión de las verdades últimas
sobre mi mismo, sobre Dios y el mundo,
en esta aquí sentía la Potencia
de algo muy grande que estaba puesto en juego
de ir caminando por la hoja de un cuchillo
del que caerse sería peligrosísimo:
destrucción absoluta era, o por contra
la salvación andando hacia la meta;
con su sonrisa supe la opción tomada.

Mientras llegamos hasta lo alto del Gólgota
estuve alegre el resto del camino:
un gozo intenso ajeno a circunstancias
que allí se daban por lo demás inicuas
pero falaces como lo fuese un sueño,
y no la realidad, realidad era
en otro plano, que no era de este mundo.

Me alegré siempre haber sido de ayuda,
al menos física llevando su madero,
aunque soy yo quien recibe su aliento
cuando mi propia cruz ha de cargarse
a lo largo después en toda vida.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “POEMAS DEL AMOR SAGRADO”
Imagen: Paso de Cristo y Cirineo.
de "FOTOPINTURA"


domingo, 13 de abril de 2014

EN LA APARIENCIA HAY TRAMPA

Un abejorro se daba en los cristales
no una ocasión ni dos, eran por cientos 
las veces que intentaba franquearlos
hacia una libertad que él veía fuera.

Con gran zumbido no cejaba en su empeño
al explorar toda la superficie:
arriba, abajo, a derechas, a izquierdas,
mas siempre en ella estrellando sonoro.

Alguna vez tomaba carrerilla
y desde algo más atrás ahí se lanzaba
a gran velocidad, hacia los vidrios,
dándose un golpe enorme frente al cielo.

Tras el fracaso de muchas intentonas,
exhausto y medio muerto en el alféizar 
yacía posado hasta que al poco rato
volvía de nuevo a su obsesivo intento.

Alguien llegó y le abrió una ventana
(pudiera haberlo igualmente aplastado);
luego al poco de aún no dar con salida
logró por fin escapar de la trampa.

Tal suscitó, mientras que lo observaba,
materia a elaborar este poema
extrayendo del hecho reflexiones
aplicables -quizás- a nuestro caso.

Cual abejorro que en sus limitaciones
tomó por realidad la superficie,
así los hombres hacemos otro tanto
dándole identidad a lo epidérmico:

personas, cosas, circunstancia, experiencia
vienen y van con ellas golpeándonos
siempre creyendo que ya para la próxima
definitivamente lo logramos.

¿No seremos asimismo por tanto
como insectos a una visión divina
que observa en compasión nuestros afanes
por escapar de nuestro propio engaño

… en esto de tomar equivocados
por realidad apariencias miopes
y tropezar contra ello cien mil veces
con el dolor falto en discernimiento?.

La solución está fuera del plano
donde vivimos lo irreal de la encerrona
y es dimensión que apunta a lo profundo,
a aquello que Es, fuera de espacio y tiempo.

Sólo la mano compasiva de quien sabe
podrá en su gracia acudir a auxiliarnos.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “LA BÚSQUEDA CONSTANTE”
Imagen: de “FOTOFILTRADA“

martes, 8 de abril de 2014

VENGO HOY A VERTE …


Vengo hoy a verte sin causas aparentes;
mi razón es profunda e inconfesa; 
¿podría acaso decirte lo que sabes?,
mantengamos ficción de mi secreto.

Sí, este que hoy me impulsa a visitarte
poniendo por disculpa algo increíble,
mas tú sabrás que bajo de las formas
traigo mi amor como rosa en ofrenda.

Razón del corazón que en primavera 
torna a reverdecer desde aquel humus
de las tierras que fueron devastadas
en que pasó el invierno de tu ausencia.

Mas ahora esta pasión dentro del pecho
lo hace brincar henchido de esperanza
abriendo a este sentir toda compuerta
e inunda y avasalla en torrentera

… por entre secos y espectrales páramos
deseosos ya de ser cauce de vida;
y poco importa que no eclosione en frutos
(destinados a las fauces del tiempo);

le basta ser aquí y en esta hora
rompiente manantial en borbotones
que brota con la nueva primavera. 



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “POEMAS DEL PROFANO AMOR”
Imagen: de "FOTOPINTURA"

domingo, 6 de abril de 2014

OTRA VEZ EL CORAZÓN SE EXPANDE


Otra vez el corazón se expande:
el nuevo rito saluda desde el día
que es luminoso, comienza Primavera 
reverdeciendo al viejo tronco brotes.

El aire es limpio, rodea embalsamado
y a criaturas les llega la punzada 
que les transmite el nuevo afán de vida 
para avanzar dejando atrás las dudas.

Ya todo resplandece, ahora es vibrante 
y dentro en pechos recorre savia nueva;
ya sólo estéril idea abandonada 
la pesadumbre que ahogaba en corazones.

Vendrán seguidos los días del Verano
y el sol en lo alto alcanzará su zenit,
empero allí frenará la carrera
para asomarse de nuevo a los abismos.

Con plenitud de frutos tras de afanes:
la recolecta de las vides y mieses;
rolarán vientos desatados de Otoño 
y luego sombras cubrirán por los campos.

Más tarde nieves extenderán su manto 
bajo las nubes oscuras de los cielos;
la llama débil se mantendrá en el cirio 
mas habrá duda si apagará el Invierno.

Y de repente un hosanna o un canto 
donde la luz como imparable crece:
es lo sagrado que otra vez manifiesta
en nuevo impulso trayendo Primavera. 



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “POEMAS DEL GOZO”
Imagen: de "FOTOPINTURA"