lunes, 20 de enero de 2014

MADAMA G., DOCTORA EN CIRUGÍA

Para dar con su nombre verdadero
se propone bonita adivinanza
—la cual deleita a la par que instruye—
con pistas oportunas y adecuadas
yendo del "frío, frío" a lo caliente;
pero ojito, procura no te quemes.


Como cuervo posado en la más alta
rama de un árbol seco en el invierno,
asimismo colgada de su percha
es pájaro que en mal agüero acecha.

Ave siniestra de especie carroñera
de un sólo ojo mas de aguzada vista,
que se lanza en picado en breve vuelo
sobre el cuello de presas (y de presos).

Su nombre es "G." mas no resulta sexy
su "punto G", no le tientes la ropa;
también se la conoce por Marianne
y a sus amantes es mantis religiosa.

Grande putana, guarda te guiñe el párpado;
del "mal francés" pudiera contagiarte
si acaso a su agujero te introduces
en vagina dentada castradora.

Se sienta "tricoteuse" entre el gentío
esperando que empiece el espectáculo
y sus labores en mucho se asemejan
en el cortar los hilos a las Parcas.

Tiene un ojo —puedes llamarlo "clínico"
que te examina y si detecta algo
que comprometa pureza de costumbres,
prescribirá en receta haya sangría.

Ventana que es sin vidrios ni cortinas
con vistas despejadas a la plaza
mas nada hay que proteja de corrientes
y allí asomarse produce frío al alma.

Es puerta al más allá donde su hoja
abate en vertical y es corredera;
las jambas y el dintel tres leños secos
y hasta su umbral se accede en escalera.

Su cerradura es simple mecanismo
con un hueco redondo del diámetro
no de un codo, ni un pie, sino de un cuello;
puedes usar la llave una vez sólo.

Decoración austera y elegante:
guirnaldas tricolor en balconada;
sólo un cesto de mimbre, al lado un arca
de humilde pino y con la tapa abierta.

Podría ser pieza de mobiliario urbano
útil para limpieza de las calles
de asesinos, traidores y corruptos
que a la república causan tanto daño.

Del “frío, frío” (de una condena a muerte),
al “templado” (cual de la hoja de acero),
pasa al “caliente” (como es el de la sangre),
y al “te quemaste” (ceniza hacia la fosa).

Ya con escalofríos lo adivinas:
se trata de Madama Guillotina.


© albertotrocóniz / 14
Texto: de “ESCENAS Y CIRCUNSTANCIAS”
Imagen: de “FOTOPINTURA”


Otros enlaces “Post”-relacionados
en el tablero “POEMAS DEL GOZO Y DE LA SOMBRA”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.