martes, 16 de agosto de 2016

SAN ROQUE Y “EL LOCO”

Hay un paralelismo entre San Roque
y “El Loco” del Tarot (arcano cero);
retrata este arquetipo al peregrino
triscando por veredas y por cerros.

Porta un bordón y atado en el extremo
un saquito con pocas pertenencias
que si vas de camino es más ligero
(y a parar en posadas no hay dinero).

Tiene un perrito faldero que le sigue
al parecer ladrando todo el rato
como avisándole de haber peligro cierto
en dirección que lleva hacia un abismo
y termina mordiéndole una pierna
para que acaso así le haga algún caso.

Y ahora el significado de ambos tipos:

Santo patrón San Roque a peregrinos
en la Europa de la baja edad media;
va curando los males por los pueblos
(pudiera ser cirujano o saca-muelas)
y en palabras mayores peste negra,
que en tal asunto fue al cabo milagrero.

Al final se llenó el mismo de bubas
y retirose en soledad a un bosque
adonde el can llevábale comida
que robaba hábilmente de las casas;
así acabó en prisión por el "establishment"
donde murió en pleno extásis místico.

El perrito —que no es que le mordiese
sino que le lamía las heridas—
embargado de una profunda pena
inmóvil se tumbó al pie de la tumba
y se dejó morir junto a su amo;
luego, haciendo excepción a toda regla,
le dejó entrar en el cielo San Pedro.


“El Loco” del Tarot (arcano cero)
asimismo retrata al caminante
que huye de convenciones y de tópicos;
sabe que la diosa Fortuna más sonríe
a quien se mueve y no al que se está quieto
y se lanza feliz a la aventura
lleno de confianza y optimismo
con buena dosis sin duda de inconsciencia.

Se le ve desde fuera como un loco
dirigiéndose silbando a un precipicio
que va a parar directo a cocodrilos,
cosa que a él parece no importarle
pues confía en la suerte y en su ángel
que librarán de todos los peligros.

Quien aquí se muestra más sensato
es su perrillo que trata en detenerle
mordiéndole una pierna a que le atienda,
mas él sabe que atrás no pierde nada,
todo está por ganar en el camino;
quizás encuentre a otros antisistema.

El sol luce brillante en el paisaje,
esplende en sus colores Primavera,
mil florecillas esmaltan la pradera.

La locura divina, eso retrata;
la suerte proverbial del principiante:
donde el sabio sensato allí fracasa,
el novato inocente da en el clavo
(también es cierto que a quien los dioses aman,
lo más probable es que jóvenes mueran).

Así que "uniendo la oreja con el rabo"
—analogías formales lo permiten—
propongo desde aquí que al buen San Roque
se haga patrono de tribu "perroflauta"
(lo que por cierto les hace mucha falta
en este mundo movido por dinero).



© albertotrocóniz / 16
Texto: de “POEMAS DEL SÍMBOLO”
Imagen: de “FOTOFILTRADA”


Otros enlaces “Post”-relacionados
en el Tablero “POEMAS DEL RITO, DEL SÍMBOLO Y DEL MITO

1 comentario:

  1. http://albertotroconiz.blogspot.com.es/2016/08/san-roque-y-el-loco.html
    http://tinyurl.com/j2bb53o

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.