viernes, 30 de junio de 2017

¿ESTAO DEL BIENESTAR? - ¿BIENESTAR DEL GOBIERNO?


Es jubiloso el tiempo del solsticio
de verano (simétrico al de invierno)
entre otras cosas pues marca esa frontera
—para inclusive algunos rezagados—
entre la esclavitud a que nos vemos
sometidos por monstruo del Estado
que nos chupa la sangre con impuestos
y el medio año que aún resta deja libre*
a campar cada cual por sus respetos
lejos —en apariencia— de murciélagos
(*al de "la Renta" aquí sólo refiero,
aparte omnipresentes indirectos).

… que a no dudar repetirán el rito
traspasado el solsticio de invierno
de volver a la carga en el gravamen
y en su cueva descolgándose del techo
sobre "personas físicas" —sus víctimas—
con el taxímetro ya otra vez puesto a cero.

En lo simbólico juega el papel de Jano
el dios clásico de dos caras de puertas
(las de erario, más duras que el cemento)
que el ritmo marca al tiempo o "Ejercicio"
cual dicen los precisos y más técnicos:
salir-y-entrar a "sudar la camiseta"
y así ganar el pan para la fiera
en el circo romano del impuesto.

Ya no se trata de aquel bendito diezmo
que todos pagaríamos sin problemas,
(o si me apuras hasta un 20%)
a sufragar los gastos necesarios
para seguridad e infraestructuras
y un par de cosas más del colectivo,
pero…

el monstruo es insaciable con disculpa
de "Estao del Bienestar" — ¿bienestar del gobierno?—
que precisa financiar a separatas
a que permitan un poco más su siesta,
y a la gente chillona de "mareas"
cuyo mantra es decir que "no hay medios",
y al corpachón obeso en funcionarios
de un injustificable sobrepeso
más la meliflua cohorte de palmeros
para en más mantenerse en la poltrona,
y por supuesto para sus sobresueldos.

Se hace patente con dolor el viejo adagio
del “nada hay tan seguro cual dos cosas
inherentes al común de los humanos:
la muerte y los impuestos”; de estos últimos
podrás librarte si acaso eres infanta
o de una casta afín equivalente
donde se viva “acogidos a sagrado”
con la bula que da el aforamiento
contra los amigachos de Blad Tepes
mostrándola como en escapulario
y/o con olor a ajo de un cohecho.

Si no es así, prepara la carótida
para esos caras caros a tu cartera
pues "los viejos vampiros nunca mueren"
y otro ya se refleja en el espejo.



© albertotrocóniz / 17
Texto: de “TALCO MOLO EO”
Imagen: "Siempre Toca La China"
de “DIBUJO Y PINTURA”

Otros “Posts” del “Blog” relacionados
en tablero “PASTORES DE PUEBLOS, DE VIDAS y DE BOLSAS”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.