sábado, 18 de marzo de 2017

Revisitando << TRES SONETOS A ORFEO >>

Ambos mitos resultan paralelos:
el de Orfeo y Eurídice en averno
y Adán y Eva expulsados del Paraíso.
En el jardín el mal se hace presente
con el reptil en figura arquetípica
de involución que dualidad supone,
lo que condena al exilio y la muerte.

Solamente en viaje a los infiernos
o al purgatorio de sucesivas vidas
en la armonía podrá rescatarse alma,
mas si la mente es la que toma el mando
al mirar hacia atrás hacia el recuerdo,
o hacia el futuro para cumlir deseos,
entonces no es posible otra vez sea
felicidad de unión de los contrarios
que se da sólo en el aquí y ahora…






































(Representado arriba sólo en muestra; para acceder pulsar sobre el enlace)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.