viernes, 23 de diciembre de 2016

Revisitando << EL SILENCIO DETRÁS DE LA APARIENCIA>>

Tras el jolgorio y el descentramiento
que supone celebrar la lotería,
las comidas de empresa, el consumismo…
sigo reivindicando que el solsticio
(en el lapso anterior al nuevo impulso 
que habrá lugar el día veinticinco)
debiera ser un tiempo de silencio
pues este es la fuente de la vida
que prepara así su remontada;
el mismo Sol lo expresa con su ejemplo
ahora estático-silente sobre el cielo…

(Representado arriba sólo en muestra; para acceder pulsar sobre el enlace)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.