lunes, 20 de abril de 2015

LA CLARIDAD QUE A ENTRAMBOS NOS CONECTA


De ti me alcanza un perfume inesperado 
embriagador de toda tu presencia
y me desmiente lo que es en apariencia:
esta doliente ausencia de tu risa. 

Es tu aroma especiado en lejanías
ribereñas de mares orientales
con numerosas aves en las bahías
como en el mar asimismo las velas.

El sol cual una fruta, una toronja
incide por tu piel donde refleja 
en mil partículas como humedad en ánfora 
y una paloma blanca en lo alto cruza.

Porta rama de olivo a mi esperanza
de que ya este diluvio o cortinaje
pronto cese y se haga el arco iris
y entre ambos corazones ancle extremos.

Seremos como dioses retornando
tomados de la mano, al paraíso;
tumbados a la sombra en sus praderas
la manzana de amor compartiremos.

Tu cuerpo me figuro allí ondulante
al son de crótalos y de las chirimías
fascinante a los ojos que lo miran
en el oasis danzando entre palmeras. 

De nuestros labios mutuamente sorbiendo
y nuestros pechos uno en otro embriagados,
por claridad de luz que de ellos viertan
la tierra reverdezca y dé sus frutos
por siempre, siempre, en el instante eterno.




© albertotrocóniz / 15
Texto: de “POEMAS DEL PROFANO AMOR”
Imagen: “Arco Iris sobre una Bahía”
de “FOTOPINTURA”.



Otros enlaces “Post”-relacionados
en el tablero “POEMAS DEL PROFANO AMOR” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.