martes, 23 de diciembre de 2014

HPs HASTA EN LA LOTERÍA

Debiera haber un ámbito en la vida
a salvo de las garras de la Hacienda;
algo —aun fuese simbólico— a lo que el fisco
nunca tuviera acceso a mancillarlo.

Es más que nada por sentirse a salvo
al menos por minutos o por horas,
de no ser alcanzado por la sombra
siniestra y alargada de Montoro.

Hasta hace poco tal cosa era posible
con los premios que daban loterías;
más que el dinero, también ilusionaba
esa idea algo infantil que fuese limpio
"de polvo y paja" de rémora de impuestos.

Un atractivo no de los más pequeños
para entrar en el juego encandilado
(dejando aparte cuestiones estadísticas
de probabilidad infinitesima)
era precisamente el hecho mágico
de estar a salvo como en esfera angélica
de las infectas garras del diablo
en vampiro sediento de caudales
circulantes de líquidez por venas.

Algo así se dio por muchos siglos
con privilegio de “acogerse a sagrado”
de cualquier criminal entrando a un templo:
podía el tal ser deudor perseguido
en las calles por la justicia injusta
de algún recaudador de alcábalas,
mas si se entraba en lugar consagrado:
capilla, iglesia o catedral primada,
se estaba a salvo siquiera por un tiempo
y no podían pasar para prenderle.

Esto da paz mental y es saludable;
es cual saber que la caverna existe
(a la cueva platónica refiero):
la de un mundo ideal del arquetipo
en donde el Bien y la Belleza primen
junto con la Verdad (todo en mayúsculas)
manteniéndose aún no mancillados
del pecado avariento de la Hacienda.

¿Meter narices y colmillos suctores
en tierno cuello de esa núbil doncella
que se me antoja la imagen de la suerte
cuando llama a la puerta en plan lotera?;
¿sorber su sangre en un 20%
a más después sangría que la espera
de IVAs, de IRPF e indirectos… ?

Se hace patente con dolor el viejo adagio
del “nada hay tan seguro cual dos cosas
inherentes al común de los humanos:
la muerte y los impuestos”; de estos últimos
podrás librarte si acaso eres infanta
o de una casta afín equivalente
donde se viva “acogidos a sagrado”,
no unos minutos sino perpetuamente,
con la bula que da el aforamiento.



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “TALCO MOLO EO”
Imagen: "Montoro Lotero"
de “DIBUJO Y PINTURA”


Otros “Posts” del “Blog” relacionados
en tablero “PASTORES DE PUEBLOS…”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.