martes, 28 de octubre de 2014

SOBRE EL MITO DE VENUS AFRODITA


¡Tú diosa del amor y la belleza!
y de todo atributo femenino;
nacida de la espuma de los mares
que besa el litoral de Citerea.

Isla feliz, te acogieron las Horas
y en su diáfano carro te llevaron
hacia el Olimpo morada de los dioses
donde dejaste a todos boquiabiertos.

Allí las Risas, las Gracias y los Juegos
fueron tus compañeros, tu cortejo;
lucías diadema de mirtos y de rosas
y palomas y cisnes te escoltaban.

Tu ceñidor daba aun más atractivo
a esa figura tan sexy en sus encantos
con el poder que en dioses masculinos
ejercías en juvenil potencia.

Júpiter el padre a todos ellos,
aconsejado de la celosa Hera
—"mulier muliere lupa"— hizo esposaras 
al más feo de todos, a Vulcano.

Un enano deforme impresentable
todo sucio de hollín de la herrería
donde fraguaba las armas a los dioses;
una chusca pareja a todas luces.

No tardaron otros en consolarte,
entre ellos Ares, digamos "macho alfa"
de aquella corte de dioses y de héroes;
el prototipo de la testosterona.

Polos opuestos lo que representábais
el Yin y el Yang en lucha de contrarios
de extremos femenino y masculino;
saltaban chispas (diversas de Hefaistos).

Cansada ya un poco de peleas
tú un tanto veleidosa te fijaste
en un joven de Arabia bien dotado:
el cazador apasionado Adonis.

Así al vivir vuestro romance intenso
se despertaron los celos del guerrero
que Ares violento cuernos no consentía
y tramó su venganza cual describen
tres (pseudo)sonetos que esta historia relatan.


Aquí ahora van  "TRES SONETOS A ADONIS"

Sirva una estrofa a resumir los hechos:

Todos sin faltar año llega Afrodita diosa
hasta el lugar dañino donde murió su amante
mortal que fuese herido por Ares el causante
del jabalí de celos que así segó la rosa.


Tras su muerte —más bien asesinato—
la dea usando de olímpica influencia
hizo que como a un dios se le tuviese;
en su culto no se incluían sacrificios
de esos sangrientos de tan malos recuerdos,
sólo incienso y perfumes delicados.

Llora con Venus solamente una cosa
que Adonis simboliza y que supone
perder la juventud cuando más puja;
nunca en cambio ajada por el tiempo
ya que se aplica aquí ese viejo adagio:
"aquel que aman los dioses muere joven".



© albertotrocóniz / 14
Texto: de “RITOS, MITOS, SÍMBOLOS”
Imagen: “Afrodita entre Mirtos y Palomas”
de “DIBUJO Y PINTURA”



Otros “Posts” del “Blog” relacionados
en el Tablero “POEMAS DEL MITO”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.