miércoles, 28 de noviembre de 2012

SED DE MAR



¡Cuán extraño veneno el de tus ojos
que inyectaste por dosis al mirarlos!;
su dulce efecto obrando poco a poco
llevaba paso a paso hacia la muerte.

Hoy yo vivo tomado por la fiebre 
que impide descansar y al tiempo es gozo, 
pues a la vez que sed de tu presencia 
es consciencia de ti todo momento.

Hay una fuente que mana en lo profundo,
queriendo ser torrente, luego un río 
hacia ti dirigido en que se pierda

como en un mar…  y allí no se distingan 
las corrientes que hoy fluyen separadas
a ese océano donde fundirse buscan;

esas que tú y que yo ya mucho antes
fueron sólo una mas se apartaron luego.



© albertotrocóniz / 12
Texto: de "POEMAS DEL PROFANO AMOR"
Imagen: “River to Sea” (fragmento), de Henry Manning
de “PINACOTECA”


Otros “Posts” en “Blog” relacionados:
(Para ver deslizar y/o pulsar sobre )


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.