miércoles, 17 de octubre de 2012

UNA DE CHINOS: CHINOS EN L´HUCHA

Hay alerta amarilla (por las lluvias)
y en el tiempo tan malo que tendremos
confinados en casa a lo Boccaccio
mientras viendo llover como en Canterbury,
contaré un cuento chino o de Calleja
(me refiero al polígono, se entiende).

¿Quién pudiera pensar que un Fuenlabrada
que no es algo que esté en la Cataluña,
se convirtiera en capital de imperio
del "todo a 100"?, ¿pesetas?, ¿euros?, ¿yuanes?.

¿No admiten ya en pago a mercancías
esas bolas de aquel papel de plata
que envolvían a las chocolatinas
y colectábamos los niños del colegio
en gesto de piadoso reciclaje
para evangelizar a los chinitos?;

… de quienes teníamos sólo una vaga idea:
sí, esos de huchas en forma de cabezas
en cuestación por bulevar en Domund
de algunas pesetillas, ¿donde paran?;
ya son euros y en miles de millones
los que se van por ruta de la seda
blanqueados como en lavanderías
(me refiero a aquellas financieras)
con gran quebranto para la Hacienda Pública
por estas mafias (a salvo chinos buenos).

¿Lavado de dinero y extorsiones?,
¿raptos “express”, tormento y crueldades?,
¿trata de blancas tirando a amarillentas?,
¿concubinas en muñecas hinchables
de plexiglas barato —sólo un uso—
bien rellenas de fajos de billetes
de vuelta a su país a destriparlas?.

¿“Sexto poder”?: ¿anuncios por palabras
de burdeles?, no, más bien en los portales
contraseña en porteros automáticos
con acceso discreto a los salones
de chinitas; antaño era sinónimo
de amantes complacientes y sumisas,
hoy seguro que esconden en la liga
daga y droga somnífera en opiáceo
y roban la cartera para el jefe.

Todo son casos para ese héroe del comic
y periodista un tanto trasnochado
cual fue el Tin-Tin de aquellas buenas épocas
del “Loto Azul” con experiencia en tramas
de corrupción, delincuentes y mafias.

Ya atruenan las sirenas de furgones
de policía, estoy en una nave,
polígono industrial Cobo Calleja,
transformada en cocedero de mariscos
reducto último de la España que queda
(¡camarero: venga aquí otra de gambas!)
en mitad de este celeste imperio,
ahora poco celeste y más infierno,
que no tarda en cumplirse pesadilla
esa de algunos sueños infantiles
de verse rodeado de demonios
con rasgos orientales (siempre el mismo),
vociferantes en jerga incomprensible,
escupiendo por el colmillo lapos
y aplicando tormentos refinados
(por ejemplo los de flores de plástico).

En la redada cayeron como carpas
a más de pezqueñines, peces gordos:
emperador o pez-primer-espada
aquí en plancha de un rey pescado en foto
con super-jefe amante de las artes
y de otros items de índole numismática;
un concejal-besugín socialista
en socio-listo de potencia extranjera:
quiso aplicar doctrina de sus jefes
y en alianza de civilizaciones
no descubrió la brújula ni pólvora,
mas sí un petardo cabe del tafanario
en pirotecnia a carrera política
(al menos eso dice Tomás Gómez
(el de los abuelitos incendiarios)).

Nacho Vidal, reputado actor porno
¿del “todo a cien”? (¿acaso porque ponga
a esa velocidad a sus audiencias?);
¿a cuántos más habremos de hacer glosas
cuando se cante en lindo karaoke
sacando a relucir trapitos sucios
bordados con dragones sobre sedas
de este baúl de trucos dizque chino,
que “el mal paño en tal arca se vende”?.

Lamento “affaire”, que admiro esa cultura
milenaria y exquisita en extremo;
claro eso fue en tiempos ya pretéritos,
de antes que Mao-Tse-Tung la pervirtiera;
hoy día aplaudo las costumbres que tienen
del esfuerzo, del trabajo y del ahorro,
y no acudir jamás a ningún banco
para un crédito gravado de intereses
(que saben es la muerte a medio plazo),
mas todo “se lo guisan y lo comen”
entre amigos y entre familiares
en mutua ayuda prestándose el dinero
a devolverse fiando en la palabra
(y si no cumplen condena al ostracismo).

A no olvidar las proezas realizadas
cual la Muralla China por ejemplo:
cada uno una piedra y por millones;
dicen que si saltasen al unísono
desviarían el eje de la Tierra;
pues se aproxima a lo que está pasando:
cada vez más demandan tener coche
y otras varias fruslerías energéticas,
que es lo que falta al planeta “pa palmarla”;
aquí en España no habrá vino del bueno
ni jamón "pata negra" suficiente
para satisfacer al termitero
y esto señores no hay dios que lo resista:
un mundo amarillento no lo quiero.

¿Explotación de mano de obra barata?:
las grandes cajas con papel de wáter
es la única señal que exista vida
en pisos-antros petados de inquilinos
trabajando a destajo día y noche
todo en coto cerrado, no se integran
y nadie muere: no hay cementerios chinos;
quiero pensar no sean nuestros estómagos
cuando acudimos al restorán barato
lleno de farolillos y de grullas;
por si acaso allí yo nunca pido
“ternera en salsa de ostras”, sólo arroces;
carne en tiritas ya sé que es digestiva:
la consideraré cuando antropófago.

¿Y que me dicen de gatos en la zona?,
apenas si se ven, perros tampoco;
hay tradición que la raza canina
antes de transmigrar hacia lo humano
ha de encarnarse en algún perro chino
y de allí dar el salto, ¿así en-cubierto?;
pues sea en buena hora a pequineses
mas no lo vean mis tripas estos siglos;
¿y si al revés?, suponte que me coma
algún chau-chau creyéndolo ternera
y en vez de en vaca sagrada de la India
transmigre en can, bocado apetitoso,
yo que evito los “perritos calientes”
más que nada por temas anatómicos.

Me he puesto cínico, vayamos a otro plato:
pido la pasta, ¡cuidado nunca gansa!
no sea me confundan con sicario
enviado a extorsionar al hostelero;
prefiero el buen rollito (primavera).

No le haría ascos a un pato laquedado
a condición que tenga anatomía
distinguible de especie de los ánades
y pueda imaginar voló entre juncos
hacia luz de la luna sobre un lago
mientras sonaban las notas pentatónicas
en el kiosco del puente de nenúfares.

¡Cómo me viene de nuevo a la cabeza
escenas de un pasado muy remoto
cuando viví y allí fui funcionario
aplicando las normas confucianas
guiándome del I Ching en decisiones!;
que fui feliz, yo a veces lo recuerdo
con gran nostalgia, allá escribía poemas,
sobre todo a cierta concubina
de un cutis exquisito en porcelana
quien encontré como "media naranja"
y fue en efecto mi entera mandarina.

Baste por ahora la asociación de ideas
(que ya encamina hacia lo diarréico)
no sea se me asocie en el negocio
sucio de algún blanqueo en la lavandería,
o en un "reality show" de tipo porno
trabajando cual negro como un chino;
yo antes me cortaría la coleta.

Y acabo aquí agitando una pancarta
frente a tantos espurios intereses
de relaciones vergonzosas diplomáticas:
¡FUERA MANAZAS SANGRIENTAS YA DEL TÍBET!.


P.D. Marzo 2014

El "Edificio España" lo ha comprado
un millonario chino-comunista;
todo es simbólico, España esta de saldo,
y ¿el "rollo primavera" un mal rollito?.




© albertotrocóniz / 12
Texto: de “TALCO MOLO VEO”
Imagen:"Hucha de Chino", de "FOTOFILTRADA"


Otros “Posts” del “Blog” relacionados
en el tablero “LA ESPUMA DE LOS DÍAS”

1 comentario:

  1. http://albertotroconiz.blogspot.com.es/2012/10/operacion-emperador-mafia-china.html
    http://tinyurl.com/hpwpl4r

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.