jueves, 16 de agosto de 2012

¿ES LA JUSTICIA COMO UNA TÍA BUENA?

Se han colado en la Justicia ciertos tópicos
que a mi entender desvirtúan su objetivo
que es que ante todo ha de ser servir de ejemplo:
un escarmiento y aviso a navegantes
para evitar que en adelante, en lo posible,
se vuelva a cometer más el delito.

Por tanto queda al margen del discurso
conceptos tales como “las reinserciones”,
“pedir perdón” y demás zarandajas;
que se apliquen condenas ejemplares
y sean públicas y se ejecuten íntegras,
en un mensaje que a todos quede claro:
que quien “la hace”, pues eso, que “la paga”
y así evitar que el cáncer se propague
a sociedad por ciertos individuos

… quienes habrán tenido muchos traumas
en su niñez “que les zurraba el padre”,
y eso creen que les da carta blanca
a ser sádico con otro hasta matarlo,
sabiendo que después de un tiempecito
(si acaso les “trincase” policía),
va el lobo y de cordero se disfraza
y “disculpe” le dice a la familia
y con estas credenciales de “buen chico”
demuestra que él ya se ha “reinsertado”,
saliendo al poco tiempo de la cárcel
para volver a pegar a alguien un tiro.

Todo esto es para mi ridículo:
si hay arrepentimiento pues fenómeno
que tal por cierto alivia la conciencia
a un nivel personal y baja el karma,
pero la Ley entiendo que no es algo
que deba de jugarse en tal terreno,
su objetivo —ya digo— es preventivo
debe mirar al futuro y no al pasado.

Lo hecho hecho está, más o menos terrible,
pero lo que ha de tratarse en adelante
es evitar que alguno lo repita
“porque la cosa aquí nos salga gratis” 
por dejación de funciones del Estado
que un papel de “enfermera” interioriza
y es fuera de lugar en este asunto
el poner cataplasma a la gangrena.

Aplicado al caso que hoy ocupa:
liberar a un preso que hay con cáncer
que torturó y asesinó a inocentes
y al que le quedan pocos (?) meses de vida

… pues no señor, aparte circunstancias
de la especial crueldad que el interfecto
hiciese gala ante indefensas víctimas;
aparte del perdón que no ha pedido
ni de haber mostrado arrepentimiento;
al margen de que si fuera a hacerlo,
nunca podrían saberse los motivos
de si es sincero o cumple un mero trámite,
el caso es que la idea ha de ser clara:
“este sujeto debe morir en cárcel
porque le toca pagar por X años
y todavía le quedan por cumplirlos”.

Este mensaje rotundo y contundente
ha de hacerse llegar sin paliativos
a potenciales futuros criminales
y de esta forma lo pensarían dos veces:
que quien “la hace” está claro que “la paga”.

Por otro lado la cárcel no debiera
ser un lugar de muy largas estancias:
la gente se degrada y desespera
y si llega a salir ya no se adapta;
tampoco estamos para hospedar a miles
en cárceles de lujo "cinco estrellas"
sustrayendo recursos de algo útil
(por ejemplo dar empleo a los jóvenes).

Es comprobado: para que sea efectiva
la Justicia ha de ser pública y rápida
así que aquellas condenas que superen
unos diez años pasen a ser de muerte;
no es algo personal ni contra nadie,
no pasa nada, todo es sombra chinesca
en este teatro que incluye a veces sangre
y aparte esta función habrá otras muchas
donde se acaben de saldar las cuentas
que es Ley de la JUSTICIA, mas no humana.

(A estos respectos pulsar en post “ PATÍBULO ”.
Ah y al PP le va a votar "su tía").



© albertotrocóniz / 12
Texto de: “TAL COMO LO VEO”
Imagen de "FOTOFILTRADA"
sobre “La Justicia” de Lucas Cranach “El Viejo”



Otros “Posts” en “Blog” relacionados:
(Para ver deslizar y/o pulsar sobre )

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.