viernes, 29 de junio de 2012

ÁVILA, ZAPATERO, VUVUCELA

Es natural, la gente está ya negra
de engaños y arruinada por políticos,
y no solo en aspectos económicos,
también en lo moral y en la cultura,
con un futuro en perspectiva lúgubre.

Además no se ve que nadie pague
por tanta fechoría cometida;
nadie ingresa en prisión, ni se devuelve
tan siquiera un ochavo de desfalcos;
muy al contrario, pues cuando se retiran
lo hacen con pensiones millonarias
y/o grandes mamandurrias de otros cargos.

Hoy se da el caso de insigne majadero
que nos renace cual pollo braseado
de ave Fénix venido desde el éter
do supervisa nubes del pedrisco;
lo habéis adivinado es Zapatero.

Que viene a hablar del sexo de los ángeles
a tierras de San Juan, Santa Teresa,
con ínsulas científico-teológicas,
que a más de economista (de dos tardes),
y hombre de Estado (aún sea comatoso),
Haber-más pretende (en su balance).

Y es natural por tanto, que con rabia
de verse en impotencia y arruinados
(“demasiado se ha confíado en la banca”,
Caperu-rojo de Manhattan dixit),
burlados, toreados cual cornudos
(a más de poner cama), por lo menos
pueda allí pitarse al sinvergüenza
que ha dejado al país hecho unos zorros.

Y que a este premio Nobel de la ruina,
ciego sectario y sordo a los clamores
se dé homenaje de bronca y decibelios;
retumbe en sus oídos gran estruendo
cual el que en Jericó tumbó murallas
y las de Ávila pudieran sobre él caerse:
yo contribuyo con esta bu-bu-cela*.


*(¿Vuvucela?, ¿Bubucela?, ¿Bobocela?;
ya a Camilo José no le desvela).


© albertotrocóniz / 12
Texto de: “TAL COMO LO VEO”
Imagen de: "FOTOTRATADA"


Otros “Posts” del “Blog” relacionados
en el Tablero “PASTORES DE PUEBLOS…”



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.